Archivo para Eugenio Hernández

Halconeo: El vacío legal

Posted in Artículos with tags , , , on septiembre 23, 2010 by ReynoWarrior

No es delito en Tamaulipas

Un testigo en Reynosa narra lo sucedido a partir del momento en que los soldados, que formaban un convoy de patrullaje, se dan cuenta que una camioneta los venía siguiendo a la distancia y sus ocupantes, jovenes, hablaban insistentemente por radio.

Por el comportamiento, los soldados dedujeron que eran “halcones,” es decir, espías del crimen organizado que se dedican a seguir a las unidades federales y van reportando todos sus movimientos a sus jefes alertando de cualquier operativo sorpresa.

Los militares los detuvieron, los revisaron a ellos y revisaron también el auto sin encontrar armas ni droga. Sabían perfectamente los soldados que los jovenes eran “halcones” pero al no traer armas ni droga técnicamente no había delito que perseguir. Se limitaron a escarmentarlos, golpeándolos, quitándoles el dinero, le poncharon las llantas a la camioneta y los mandaron a pie a sus casas.

No podían hacer otra cosa los militares que tragarse su frustración, pues el “halconeo” no está tipificado en el Código Penal de Tamaulipas y, por lo tanto, no tenía caso detener a los jovenes y entregarlos a la justicia pues no había delito que perseguir, a pesar de que claramente, estaban sirviendo a delincuentes.

Otra cosa hubiera sido que portaran ilegalmente un arma, o dosis de droga. Entonces se habría podido fincarles delito, pero no por el espionaje.

Sigue leyendo

El discurso de Eugenio Hernández: Del “No pasa nada” a “La violencia nos rebasó.”

Posted in Artículos with tags , , , on septiembre 15, 2010 by ReynoWarrior

Estado fallido

Si hay una región de México que en este momento se pueda considerar un estado fallido, ese lugar se llama Tamaulipas.

El gobernador del estado, Eugenio Hernández, está totalmente rebasado, incapaz de ponerle freno a la violencia. Pero, sobre todo, incapaz de dar la cara a sus gobernados y poderles dar una explicación honesta. De ofrecer disculpas ni hablamos, y de ofrecer su investidura en prenda, mucho menos.

Basta con revisar su discurso desde Febrero a la fecha para darnos cuenta que Eugenio Hernández no asume ni un ápice de responsabilidad en la situación actual del estado que gobierna, pero nos daremos cuenta también que su autoridad ha ido diluyéndose hasta un nivel caricaturesco.

En Febrero, Tamaulipas se convirtió en un escenario en guerra. El Cartel del Golfo y Los Zetas se dividieron generando una violencia fratricida, llevándose en el camino a los cuerpos de seguridad que protegían a uno u otro bando.

El 7 de Febrero por la madrugada, ocurrió en Reynosa uno de los enfrentamientos más fuertes de que se tenga memoria en el estado. Los sonidos de armas de alto poder y las detonaciones de decenas de granadas con que se enfrentaban delincuentes y efectivos de la Marina en la colonia Puerta del Sol se escucharon por la mayor parte de la ciudad. Extraoficialmente, las bajas por ambos bandos habrían sido más de 50.

Los medios locales guardaron silencio. Sin embargo, varios videos grabados por ciudadanos, con los sonidos del enfrentamiento, aparecieron en YouTube.

Siguió una escalada en la violencia. Caravanas de lujosas camionetas rotuladas con las siglas del Cartel del Golfo y otras con la Z, repletas de hombres armados, comenzaron a circular con flagrancia en carreteras, poblados y ciudades del norte del estado en medio de un silencio total de la prensa regional que no reportaba lo que sucedía en las calles.

Las redes sociales en internet se llenaron de reportes ciudadanos con detalles sobre fuertes combates entre civiles y militares en todo el estado, bloqueos de avenidas mediante el robo con violencia de autos particulares, atentados con granadas en edificios de cuerpos de seguridad, levantones múltiples de policías en sus propios cuarteles pero, sobre todo, llamados de auxilio de la ciudadanía rogando la atención de la prensa nacional ante el silencio de los medios locales.

“No pasa nada. Son rumores.”

Desde el gobierno del estado, el mensaje era que no pasaba nada. Que dichos reportes obedecían a una psicosis y, casi entre risas, se minimizaban los testimonios de los ciudadanos en las redes sociales.

“No hay nada,” decía Eugenio Hernández a la prensa local el 25 de Febrero. “Gran parte de la psicosis ha sido generada por rumores infundados. Quiero hacer un llamado a la población para que no se haga caso de rumores ni de información divulgada por las redes sociales de Internet, porque han hecho mucho daño en Tamaulipas.”

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: