Archivo para halconeo

Los Gorras Brillosas: la seducción de la Narco Cultura

Posted in Artículos with tags , , , , , , on noviembre 2, 2010 by ReynoWarrior

Que la actual estrategia para combatir el narcotráfico debe consistir primordialmente en erradicar la pobreza, argumentan muchos.  Sin embargo, el narcotráfico recluta cada vez más a la clase media y cada vez de maneras más relacionadas a la imagen que a la necesidad.

Valdría la pena analizar cuánto de la captación del narcotráfico se alimenta de la pobreza, y cuánto obedece a un aspecto aspiracional, es decir, a la atracción hacia un estilo de vida.

Por supuesto que erradicar la pobreza debe ser prioritario en cualquier estrategia, pero en este tema es fundamental combatir la narco cultura pues el estilo de vida que persigue ha sido un arma de seducción muy poderosa en el reclutamiento de elementos jóvenes hacia el crimen organizado. Jóvenes que no buscan dinero para comer o subsistir, sino que lo buscan para ser alguien, para ser temido y respetado en su colonia. Para acomodarse en el estereotipo que se pregona en los corridos.

Lee el resto de este artículo en http://reyno-warrior.blogspot.com/2010/11/los-gorras-brillosas-la-seduccion-de-la.html


Anuncios

Halconeo: El vacío legal

Posted in Artículos with tags , , , on septiembre 23, 2010 by ReynoWarrior

No es delito en Tamaulipas

Un testigo en Reynosa narra lo sucedido a partir del momento en que los soldados, que formaban un convoy de patrullaje, se dan cuenta que una camioneta los venía siguiendo a la distancia y sus ocupantes, jovenes, hablaban insistentemente por radio.

Por el comportamiento, los soldados dedujeron que eran “halcones,” es decir, espías del crimen organizado que se dedican a seguir a las unidades federales y van reportando todos sus movimientos a sus jefes alertando de cualquier operativo sorpresa.

Los militares los detuvieron, los revisaron a ellos y revisaron también el auto sin encontrar armas ni droga. Sabían perfectamente los soldados que los jovenes eran “halcones” pero al no traer armas ni droga técnicamente no había delito que perseguir. Se limitaron a escarmentarlos, golpeándolos, quitándoles el dinero, le poncharon las llantas a la camioneta y los mandaron a pie a sus casas.

No podían hacer otra cosa los militares que tragarse su frustración, pues el “halconeo” no está tipificado en el Código Penal de Tamaulipas y, por lo tanto, no tenía caso detener a los jovenes y entregarlos a la justicia pues no había delito que perseguir, a pesar de que claramente, estaban sirviendo a delincuentes.

Otra cosa hubiera sido que portaran ilegalmente un arma, o dosis de droga. Entonces se habría podido fincarles delito, pero no por el espionaje.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: