Archivo para Osiel Cárdenas

El Silencio en Matamoros

Posted in Artículos with tags , , , , , on noviembre 7, 2010 by ReynoWarrior

Como el Cid Campeador, Tony Tormenta sigue ganando batallas aun después de muerto. Su último triunfo fue reiterarse ante la prensa local de Matamoros como un innombrable. Al día siguiente de su muerte, ningún medio local reporta la caída.

Lee este artículo en: http://reyno-warrior.blogspot.com/2010/11/el-silencio-en-matamoros-tony-tormenta.html

Anuncios

Sistema Penitenciario: Resorts de 5 estrellas

Posted in Reflexiones with tags , , , , on septiembre 10, 2010 by ReynoWarrior

Paraísos criminales

Carlos Loret de Mola no lo podía creer. La llamada que tomaba al aire en su noticiero “Primero Noticias” provenía del interior del penal de máxima seguridad de “La Palma.” Quien había marcado era Osiel Cárdenas.

El capo llamó con la intención de acusar a José Luis Santiago Vasconcelos, entonces a cargo de la SIEDO y que murió en el mismo accidente aéreo con Juan Camilo Mouriño, de haberlo chantajeado para incriminar al entonces gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, así como de proteger al “Chapo” Guzman.

Aquella mañana del 8 de octubre de 2005, en televisión nacional, quedó confirmada la anarquía (por si alguien tenía alguna duda) que reina en los centros penitenciarios de México, aun en los que se dicen de máxima seguridad.

La llamada también confirmaba lo que los rumores ya habían hecho del conocimiento público en Tamaulipas: Osiel seguía dirigiendo su cártel por teléfono desde “La Palma.”

Y no sólo eso, sino que Osiel dirigía el penal, tejía alianzas con los Arellano Félix y con el “Mochaorejas” y ordenaba asesinatos.
La llamada vino apenas cuatro años después de que otra enorme mancha ensuciaba el sistema penitenciario mexicano. En 2001, Joaquín Guzmán, “El Chapo,” se fugó del penal de máxima seguridad de “Puente Grande” en un carrito de lavandería para convertirse en el capo más importante dentro del crímen organizado del país.

Esto deja claro que las organizaciones criminales controlan el sistema penitenciario mexicano donde, basados en la política de “plata o plomo” hacen y deshacen a placer.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: